El villano abofetea el halo del protagonista

VSPH Capítulo 15

Cap 15 | Arco 1.

“Te pedí que vendieras las acciones de Jiang antes, ¿no las vendiste verdad?” Nie Jia apretó el lóbulo de la oreja de Huo Qing, tiró la toalla mojada a un lado, luego estiró las manos para abrazar su cuello y se recostó sobre la espalda de Huo Qing. “¿Los fondos de Qin Yiran y Gu Xueying fueron proporcionados por ti?”

Al escuchar las palabras de Jiang Yang en este momento, Nie Jia adivinó esto. Anteriormente, había confiado a Huo Qing para vender las acciones de Jiang en sus manos, y no se molestó en preguntar, pero el accionista controlador de Jiang no cambió. Nie Jia no pudo evitar preguntarse por qué Jiang Yang sintió que Huo Qing estaba ayudando a Qin Yiran, solo para darse cuenta de que Huo Qing no vendió las acciones en sus manos e inyectó capital directamente en el proyecto de Qin y Gu Xueying en su propio nombre.

“Las acciones de Jiang son útiles para ti, no hay necesidad de venderlas”. Huo Qing respondió suavemente.

Nie Jia sonrió y dijo: “Pero las acciones de Jiang pronto serán inútiles”.

“¿Vas a terminar tu juego?” Huo Qing le dio un golpecito a Nie Jia en la frente. De hecho, no sabía qué estaba haciendo Nie Jia y qué planes estaba elaborando. Nie Jia no tomó la iniciativa de decir y no tomó la iniciativa de preguntar. Por supuesto, apoyaría cualquier cosa que hiciera Yan Su.

“Algo pasó”. Nie Jia sonrió maliciosamente. “Dejaste las acciones, ¿verdad? Originalmente, quería destruir a Jiang, ahora he cambiado de opinión. La familia Jiang dependía de mi madre para lo que sea que tengan hoy. Es solo después de agotar su propiedad que colapsarán y devolverán todo al propietario original”.

“¿Quieres sacar a Jiang Yang del asiento del propietario?” Dijo Huo Qing.

“Más que eso”. Nie Jia fue al vestuario para conseguirle a Huo Qing un traje deportivo holgado. Huo Qing no trajo una muda de ropa. Se puso tranquilamente la ropa de Nie Jia. Las mangas eran cortas y la ropa ajustada. Nie Jia dijo impotente: “Deja que Wang Zong te envíe ropa cuando venga”.

“¿Vienes a casa conmigo esta noche?” Huo Qing tomó las yemas de los dedos húmedos de Nie Jia y las besó, mirando obsesivamente a sus magníficas pupilas: “Xiao Jue y Huo Yun te extrañan mucho”.

“Solo unos días después de que llegué a casa, tienes que secuestrarme de nuevo. Ni siquiera te preocupas por hacer enojar a mi madre “. Nie Jia retiró su mano y tiró de su ropa. “Date prisa y quítate la ropa”.

Huo Qing arqueó las cejas con impotencia y de mala gana se quitó la ropa.

Wang Zong llegó rápidamente y le dio un traje a Huo Qing. Anna vino a llamar a Nie Jia para almorzar y vio a Wang Zong de pie frente a la habitación de su hijo.

“Su Su, ¿hay invitados?” Anna llamó a la puerta y entró en la habitación. Vio a su hijo en pijama, acostado en la cama y escribiendo en el teclado. Ella frunció el ceño y abrió las cortinas de la habitación. “¿Que hora es? ¿Ni siquiera estás despierto todavía? Vamos, el Sr. Huo está buscándote. Su asistente te está esperando en la puerta, ¡todavía estás dormido!”

“Mamá, no me jales, hice ejercicio toda la noche, estoy cansado”. Dijo Nie Jia, acostado boca abajo, medio muerto.

Anna dijo: “¿Ejercicio? ¿Qué estabas haciendo? ¿No fuiste al seminario?”

Nie Jia dijo: “Ejercicios de amor”.

Anna no pudo evitar sonreír y golpear la parte posterior de la cabeza de Nie Jia, “¡Tú, niño! Ni siquiera hablas en serio con tu madre. ¿No está tu novia en China? ¿Con quién hiciste ejercicio?”

“Su Su, ayúdame con mi corbata”. Como dijo, Huo Qing, que estaba bien vestido, salió del guardarropa con corbata.

Anna estaba atónita. Huo Qing vio a Anna e inmediatamente le dio una educada y humilde sonrisa juvenil.

Nie Jia inmediatamente se levantó de un salto y se acercó para atar la corbata de Huo Qing. Después de fruncir el ceño por un rato, desató la corbata y se desabrochó los dos primeros botones de su camisa, solo entonces se sintió satisfecho: “Se ve mejor”.

Huo Qing sonrió con indulgencia.

Nie Jia envolvió su brazo alrededor de la cintura de Huo Qing y lo giró para presentarle a Anna. “Mamá, esta es la novia de apellido Huo de la que te hablé”.

Huo Qing arqueó una ceja y le dijo a Nie Jia: “¿Novia? ¿Así es como me presentas?”

Anna miró hacia arriba sin ningún cambio, pareciendo un poco confundida por lo que había sucedido. Ella conocía la sexualidad de su hijo. Después de todo, a este niño le había gustado descaradamente Jiang Yang cuando era un niño, pero nunca pensó que un día, su hijo realmente traería a un hombre de regreso, y aún más que sería una figura tan poderosa como Huo Qing.

“Tía Anna, amo mucho a Su Su y SuSu ya aceptó mi propuesta de matrimonio. Espero que puedas darme Su Su con tranquilidad y seguridad”. Huo Qing tomó la mano de Nie Jia mientras hablaba con Anna.

“Ha pasado menos de un mes desde que se conocieron. ¿Y su relación se ha desarrollado hasta la etapa de propuesta de matrimonio?” Anna finalmente se recuperó y miró los gestos íntimos de los dos, solo dijo: “Sr. Huo, si realmente te gusta Su Su y lo tratas como a tu igual, por supuesto que estaré muy feliz por ti”.

Las palabras de Anna implicaron una advertencia. A ella no le importaba el estado de Huo Qing. En ese momento, ella era solo una madre pensando en su hijo.

“Por favor, tenga la seguridad”. Huo Qing le prometió solemnemente.

Después de todo, era Huo Qing. Él era la otra mitad de la elección de su hijo, ella, como anciana, no podía detectar fallas, por lo que Anna aceptó de inmediato la relación entre los dos. Huo Qing también tenía una excusa muy razonable y terminó haciendo que aceptara enviar a Nie Jia a su casa.

Ye Xiaojue estaba tan feliz que ignoró por completo a su tío y tiró de Nie Jia, corriendo a la cocina, invitándolo a cenar.

“Ya cenamos. Su Su tiene un trabajo mañana, lo enviaré para que descanse bien y él te acompañará mañana por la noche”. Huo Qing rechazó el entusiasmo de Ye Xiaojue por Nie Jia.

Huo Yun tarareó: “No es tan bueno como las albóndigas y no es tan divertido como …”

“El cuñado acaba de remangarse”. Ye Shuming le advirtió e inmediatamente Huo Yun cerró la boca.

A la mañana siguiente, el sistema informó a Nie Jia que se habían deshecho de Jiang He. Sin embargo, la otra parte hizo un trabajo muy limpio. En la actualidad, nadie se ha dado cuenta de que Jiang He está desaparecido. Después de todo, Jiang He era diferente de Yan Yu. Aunque Jiang no tenía padre ni madre, era primo de Jiang Yang. Si la policía encontraba su cuerpo, esta vez sería un gran problema.

Meng Qian no decepcionó a Nie Jia.

【Señor. Nie, el abuelo de Meng Qian está a punto de morir en tres días.】 El sistema recordó nuevamente.

Nie Jia murmuró: “Parece que el hospital general va a arreglar una cirugía de nuevo”.

【¿Quieres salvarlo?】 El sistema preguntó un poco avergonzado. El abuelo de Meng Qian estaba agotando su vitalidad en lugar de curar su enfermedad. Si Nie Jia quisiera darle otra vida, tendría que sobrecargar más habilidades que cuando despertó a Ye Shuming. ¿Podía el cuerpo del Sr. Nie soportarlo?

“Jiang Yang todavía me debe el 10% de las acciones”. Nie Jia se burló.

Después de saludar en la oficina central, la oficina central le informó que habían organizado arreglos para que el abuelo de Meng Qian se sometiera a una cirugía de reparación al día siguiente. La condición del anciano era obvia para todos, y los expertos del Hospital General pensaron que el hecho de que el Dr. Yan proponga la cirugía de reparación significaba que probablemente estaba loco. Según el estado físico del anciano, era muy probable que el paciente muriera directamente de la operación.

Evidentemente, la primera operación había tenido éxito. Esta vez no hubo ninguna explicación, no estaba claro por qué el Dr. Yan arrastraba un trabajo tan ingrato que gritaba problemas en su mesa.

Pero el Dr. Yan sugirió que la causa del coma del anciano era un tumor, e insistió en volver a realizar la operación, esto no violaba las normas del hospital.

El día de la operación, Meng Qian no fue a la empresa. Jiang Yang estaba muy ocupado. Después de pasar la mañana con Meng Qian en el hospital, regresó a la empresa. Había una inexplicable preocupación en su corazón, no había olvidado lo que le había prometido a Yan Su. Pero el clan Jiang era su apogeo en ese momento, y ahora los Jiang estaban el centro de la opinión pública. Qin Yiran había recuperado la soberanía del clan Qin y estaba mirando al clan Jiang como un tigre mirando a su presa. Gu Xueying en el otro lado, también está esperando una oportunidad para atacar. En esta coyuntura crítica, si realmente entrega el 10% de las acciones, las consecuencias serían desastrosas.

¡10% de acciones! ¿Qué tipo de viento sopló que realmente prometió darle a Yan Su el 10% de acciones solo para salvar a un anciano que ya estaba medio muerto?

Jiang Yang sentía como la confusión cada vez se enterraba más profundo en su corazón, pero no lo mostró en su rostro. Con calma acompañó a Meng Qian por la mañana antes de irse.

Antes de irse, miró lapalabra deslumbrante: Quirófano , sus ojos eran sombríos.

La operación se llevó a cabo durante mucho tiempo. Por la noche, Huo Qing y Huo Yun fueron al hospital y esperaron fuera del quirófano.

Meng Qian se levantó del banco sorprendido, “Sr. Huo, señorita Huo … ¿Por qué están ustedes dos aquí?”

“No estoy aquí para ti”. Huo Yun lo miró con indiferencia, y Meng Qian se retiró de inmediato con las orejas rojas.

A Huo Qing ni siquiera le importaba Meng Qian, y se volvió hacia Wang Zong para preguntarle: “¿Cuánto tiempo lleva la operación?”

“Han pasado más de doce horas”. Dijo Wang Zong.

Huo Qing y Huo Yun fruncieron el ceño al mismo tiempo con ansiedad. La última vez que Nie Jia realizó una cirugía para Ye Shuming, se derrumbó directamente. Durmió dos días antes de levantarse. Esta vez ni siquiera sabían qué pasaría.

Originalmente, Meng Qian solo estaba ansioso por la condición de su abuelo. Cuando llegaron los hermanos Huo, ni siquiera le hablaron, lo que hizo que Meng Qian pensara solo en ellos, incluso la operación de su abuelo fue casi olvidada.

Cuando se apagó la luz roja del quirófano, salió una enfermera con una expresión cansada. Meng Qian de repente miró la tez de la enfermera y dijo: “¿Cómo está mi abuelo? ¿Dónde está Yan Su? No se escapará, ¿verdad?”.

Huo Qing estaba disgustado.

La enfermera se quitó la máscara y lo miró con rabia. “La operación fue todo un éxito. El Dr. Yan ya estaba agotado, pero todavía insistió en coser la herida antes de desmayarse directamente en el suelo. El paciente es demasiado mayor y el Dr. Yan ya estaba lo suficientemente cansado debido a la presión de salvar a su abuelo, por favor no lo insulte tan casualmente”.

Meng Qian sabía que estaba ansioso y que lo habían malinterpretado.

Cuando empujaron al paciente fuera del quirófano y lo trasladaron a la sala, Meng Qian lo siguió rápidamente. El paciente ya se había ido antes de que Huo Qing ingresara al quirófano. Huo Yun cruzó los brazos sobre el pecho y miró la espalda de Meng Qian por un momento. Ella arrugó la nariz y resopló con frialdad: “Torpe”.

Fue en este momento que Meng Qian, que había estado pensando en por qué los hermanos Huo vendrían, se dio la vuelta y miró hacia atrás, justo a tiempo para encontrarse con los ojos sombríos de Huo Yun. Sobresaltado en su corazón, inconscientemente evitó la vista de Huo Yun y se apresuró a alejarse.


⪡Cap 14⪢ ⪡T.D.C⪢ ⪡Cap 16⪢

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s